viernes, 5 de octubre de 2012

Palabras hacia mi gran amigo Marcus Vinicius

La noche 
Dedicado a Marcus Vinicius


La noche no es oscura, es profunda. Allá sobre la cordillera, a esa altura justa en la que tu cuerpo ya no pesa pero aún sostiene, descubrí la mas hermosa de las noches y también descubrí el silencio. Contemplando el cielo siento que es posible alcanzarlo con las manos, porque esta en mis manos. Las estrellas hacen de planetas brillantes, que quizás puedan ser pequeñas piedras para cruzar un río, el universo. Nos convertimos en viajeros del tiempo. Estan tan cerca, son tantas, brillan, explotan, se mueven, estan…Son. 

Allí, entonces, donde la tierra y el cielo se mezclan descubro la esencia de la noche, que no es negra sino un gran bajo profundo de todos los colores reflejados por el despertar de la luna y la sombra del sol. La noche nos muestra aquello que la luz diurna engaña; se asemeja al sonido del mar que canta una melodia de otro mundo. La noche nos reencuentra por un lapso de tiempo con la dimensión sonora del alma y la inmensidad del corazón, pero no permanecemos allí. 
Solo quienes puedan aprehender esa profundidad sabran que es la Totalidad, para entonces habran logrado nadar sin saber. 

 Josefina Muslera 
Septiembre 2012

No hay comentarios: